A través del tiempo nuestro alfabeto se ha modificado constantemente en respuesta a las necesidades de cada época, añadiendo o quitando letras y palabras que, por necesidad de la comunicación, se crean y eliminan, debido a la evolución constante del lenguaje (…) La h es una letra muy compleja y existe porque ha ido reuniendo a lo largo de la historia una serie de valores que demuestran que no es una letra inútil, aunque pueda parecerlo, ya que, aunque no suene, permite una comunicación y escritura clara.