1 de Mayo: Día Internacional de los Trabajadores

A pesar de verse distintas organizaciones sindicales, se escuchó una misma voz que exigía mejorar las condiciones laborales con salarios justos y dignos.

Anuncios

El pasado lunes 1 de mayo  se conmemoraron las lucha de los sectores obreros: El Día Internacional de los Trabajadores. En Bogotá, salieron a marchar trabajadores de diversas afinidades políticas, reclamando ser escuchados para reivindicar sus derechos laborales y mejorar las condiciones de trabajo. A pesar de la confluencia de distintas organizaciones sindicales, se escuchó una misma voz que exigía mejorar las condiciones laborales con salarios justos y dignos.

Dentro de la movilización se podían observar niños y adolescentes que acompañaban a sus padres o que se manifestaban por cuenta propia en este día que se conmemora a nivel mundial, el cual se nació en Estados Unidos, en 1886, en plena revolución industrial, donde miles de personas se concentraron en la plaza Haymarket exigiendo reducción laboral de 12 a 8 horas. La manifestación terminó de manera abrupta tras la intervención de la policía debido a un artefacto explosivo que cayó en la plaza. Ese acto dejó un número desconocido de heridos y muertos.

Fueron juzgados ocho “responsables” de este suceso, en dónde tres fueron llevados a prisión y cinco a pena de muerte. Se dice que este último juicio fue manipulado y llegó a ser calificado como Juicio Farsa. Estos cinco líderes sindicales se les llevo a ejecución en la horca y se les conoce como Los Mártires de Chicago. Es en memoria de este suceso que trabajadores se movilizan por la resistencia y el respeto de los derechos de cada uno de los trabajadores.

Por último, dejo esta precisa y sabia frase de Aristóteles:

“Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama”.

Por: Maria Angélica García Puerto @marieangelicablog

Imagen tomada de: goo.gl/MVrKxH

El Paro Cívico del Chocó sí ganó

En estos momentos, donde arrecian los golpes contra la producción y el empleo nacional, y el gobierno Santos se empeña en recortar los derechos sociales, debemos organizarnos y movilizarnos en todo el país para exigir una nación realmente productiva, soberana y digna.

El pasado mes se desarrolló en el departamento del Chocó un Paro Cívico de gran envergadura. La movilización social y la resistencia civil de la población chocoana desbordaron las calles y en ocho días lograron sentar al gobierno Santos y hacerlo aceptar los puntos exigidos por la comunidad.

La bandera de la movilización fue la denuncia del abandono Estatal, cristalizado en un absurdo nivel de pobreza que corresponde al 63% de su población, y el 37% en pobreza extrema. Chocó tiene la cuarta mayor tasa de desempleo del país y es la región colombiana con el mayor índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (79% de la población afectada).

La lista continúa, pero el cúmulo de condiciones de una población sumida en el atraso económico y la miseria social desembocó en la indignación y paralización de colegios, tiendas y transporte en la región por parte de los pobladores, orientados por el Comité Cívico por la Dignidad y la Salvación del Chocó.

Los puntos exigidos fueron 10 de un pliego integral que incluyó los temas de vías, salud, educación, cultura, saneamiento básico, conexión eléctrica, entre otros. Si bien la negociación no incluyó todas las necesidades de la región, lo ganado es un enorme avance. En el tema de vías ganaron la inversión de 720.000 millones de pesos para financiar las carreteras Medellín-Quibdó y Quibdó-Pereira, y los recursos para los estudios del tramo que da vía al mar. En salud, el gobierno deberá construir un hospital de tercer nivel y sanear la deuda con el Hospital San Francisco de Asís.

Por último se creó una mesa permanente entre los miembros del Comité Cívico y el gobierno para hacer revisión permanente al cumplimiento de los acuerdos, imprescindible en un país donde se debe hacer un paro para que el gobierno asuma compromisos y otro para que los cumpla.

Chocó le acaba de dar un ejemplo de valor a toda Colombia. En estos momentos, donde arrecian los golpes contra la producción y el empleo nacional, y el gobierno Santos se empeña en recortar los derechos sociales, debemos organizarnos y movilizarnos en todo el país para exigir una nación realmente productiva, soberana y digna.

Por: Diego Cortés

Imagen tomada de: http://goo.gl/nthuxI