Una amplia perspectiva de lucha contra la política económica y social de Juan Manuel Santos se ve en el auge de las consultas populares llevadas a cabo en el 2017 a lo largo y ancho del territorio nacional, las cuales prometen no sólo la defensa del medio ambiente sino también un cambio en la correlación de fuerzas políticas regionales, pues las consultas se abren a otros ámbitos…

El posacuerdo que se nos mostraba como la época de prosperidad sin igual en la historia del país, hoy nos resulta que no es así por completo. No quiero decir con ello que en el conflicto nos iba mejor. Quiero decir que el país, y específicamente este Gobierno, no estaba preparado ni política, ni estatutaria, ni económica, ni estructuralmente para el fin de la confrontación con la guerrilla más antigua del continente.

Con base en imaginarios como este un presidente vesánico quiere crear muros y prohibir el ingreso a su país de personas que profesen la religión de Mahoma y, por otro lado, los dueños del mundo coordinan estrategias de erradicación indiscriminada de sospechosos en los países donde afirman, “reina el terrorismo”.

Es la venta del paradigma de la corrección política en el cual aquellos que se oponen al terrorismo son, sin duda, los poseedores de la razón, pero ¿quién señala al terrorista? Para comenzar, los gobiernos que luchan contra el terrorismo imponen a su contradictor este rótulo, y la prensa se encarga de describir el prototipo y de encender la mecha de la indignación.