“Es cierto, quienes ahora hablamos no nos hemos visto en situación de escalar una valla o de esquivar balas de goma o golpes de policías. No obstante, rechazamos las jerarquizaciones de victimización y revictimización que suelen imponer, curiosamente, quienes no han sido migrantes o han olvidado que lo fueron alguna vez. Ser migrante no es una etiqueta, una identidad o un nuevo apellido”.

¿Cuánto tiempo se le ahorra a los pacientes que esperan en urgencias si no le preguntaran por la historia clínica cada vez una persona distinta?, ¿cuánto tiempo menos sería el dolor y el desespero de las personas que llegan a urgencias si el sistema que utilizan los médicos no se demorara tanto solo guardando datos? Las EPS deben recordar que tratan personas, el problema está en que al igual que la educación, la salud se ha vuelto un negocio