El fenómeno de la Economía Colaborativa tiene la diferencia de que ya el negocio deja de ser monopolizado y pasa a convertirse en un fenómeno donde la interacción horizontal se vuelve el eje de la economía mostrando resultados equiparables para cada uno de los individuos que participan del negocio, es decir, empodera a las personas dentro de las distintas etapas o secciones que tenga el mismo.

La gran diferencia entre el bitcoin y las divisas internacionales radica en que no se rige bajo ningún gobierno o banco, no le debe credibilidad a nadie, simplemente se rige por la pura actividad mercantil de la oferta y la demanda que funciona como una economía colaborativa pues son los involucrados los que rigen su precio (…) Nadie puede ahora opacar la nueva moneda que se encuentra en la Bolsa de Valores de Nueva York. El bitcoin se volvió el “oro virtual”. Que la Fuerza te acompañe Bitcoin.