Máquinas dispensadoras ayudarían a financiar la infraestructura de la Universidad Nacional.

El contrato de arrendamiento, firmado entre la Universidad Nacional y Autosnack S.A.S, contempla el arrendamiento de 18 espacios físicos para instalar máquinas dispensadoras de alimentos. Su valor estimado es de $28’800.000 de pesos destinados a financiar proyectos de infraestructura.

Anuncios

La Dirección Administrativa y Financiera de la Universidad Nacional de Colombia y la empresa Autosnack S.A.S firmaron el pasado 10 de febrero de 2017 el contrato número 005 de 2017. Este contrato tuvo como fin el arrendamiento de 18 espacios físicos en 12 edificios de la universidad para instalar las máquinas dispensadoras de alimentos que hoy se encuentran dentro del campus.

Las ganancias que se perciban con las máquinas dispensadoras se invertirán en el fondo de infraestructura de la universidad”.

La instalación de las máquinas está enmarcada en el proyecto de “Infraestructura física y patrimonio: Apoyo indispensable para la academia”, de la institución y que hacen parte del plan trienal 2016 – 2018 “Ciudad universitaria: un campus de excelencia al servicio de la paz”. Según fuentes vinculadas a Bienestar Universitario «las ganancias que se perciban con las máquinas dispensadoras se invertirán en el fondo de infraestructura de la universidad». El fin de este proyecto, según el contrato 005, es generar condiciones de «confortabilidad, seguras y acordes con las necesidades de los miembros de la comunidad universitaria».

Las 18 máquinas, objeto del contrato, que fueron instaladas en 12 edificios «contaron con el aval y la aceptación de cada una de las facultades en donde se instalaron». El responsable del funcionamiento, mantenimiento y equipamiento de las máquinas es la empresa Autosnack S.A.S., quien debe garantizar el funcionamiento de, por lo menos, 10 de las 18 máquinas, además, las reparaciones se deben hacer en el plazo máximo de 1 día y el reemplazo de las máquinas que no puedan seguir operando se debe hacer en un lapso de 3 días, según las cláusulas segunda y séptima, respectivamente. De igual forma, el contrato contempla que la universidad no será responsable por actos de vandalismo, siniestros, pérdidas o atracos y, por el contrario, será el operador quien se haga responsable.

En lo que respecta al canon de arrendamiento, se determinó que cada una de las máquinas pagará a la universidad el 10% de sus ventas totales, siempre y cuando éstas superen un tope mínimo de un millón quinientos mil pesos ($1’500.000). De cumplirse esa meta, la universidad percibirá un total de $28’800.000 por año, según lo registrado en el contrato.

La polémica:

Estudiantes y trabajadores de las “chazas” (puestos de ventas informales) en la universidad han rechazado la medida de la institución, la cual perciben como parte de un proceso de privatización. Además, acusan a las directivas de querer sacar los puestos de venta informales y no ofrecer alternativas a los estudiantes que se financian trabajando en las mismas. Una fuente anónima vinculada a Bienestar Universitario aseguró que «las máquinas no van a reemplazar a las “chazas” y no tienen pensado sacarlas del campus».

Sin embargo, el proyecto de reforma al estatuto estudiantil, presentado por la universidad y que aún está siendo discutido para su aprobación, prevé en su artículo 24 que «vender, sin autorización, productos o servicios en los bienes o espacios de propiedad o uso (sic) la universidad o en el desarrollo de actividades institucionales»  se considera una conducta “autocompositiva”,  que quiere decir que los estudiantes que incurran en éstas conductas serán llamados a conciliación, antesala de un proceso disciplinario. En otras palabras, se prohibirían las chazas dentro del campus.

Hoy, en algunas de las “chazas” al interior de la universidad se leen letreros como “menos máquinas, más chazas” que defienden estos puestos como parte fundamental de la financiación académica de los estudiantes que trabajan en ellas y que no tienen otras formas de conseguir esos recursos, pues según ellos, Bienestar Universitario no los tiene en cuenta en sus programas de acompañamiento.

Foto cortesía de Victoria Franco.

Por: @leomunnoz

FILBO 2017: V.S. Naipaul y “Un camino en el mundo”

Desarraigo y orfandad generan hombres sin historia, hombres sin pasado. Esos mismos hombres que sin una visión clara del mundo están condenados a una eterna sumisión, con apenas algunos destellos de ira pasional que se apagan rápidamente.

Un camino en el mundo, libro escrito por el trinitario V.S. Naipaul, ganador del Nobel de literatura en 2001, nos lleva por un viaje a tres continentes diferentes a través de tiempos diferentes. Es un viaje a través del colonialismo español y británico en América y el desarrollo de una África negra poscolonial. Es un viaje que nos lleva a la intrincada red del desarrollo colonial a través de las razas que componen su espectro, los negros esclavos y los negros libres, europeos, americanos criollos, indígenas americanos e indios en uno y otro continente. Un camino en el mundo es un viaje de comprensión racial y social.

En una narración con múltiples toques históricos, en donde la historia es la verdadera protagonista. Naipaul conecta el camino de un hindú nacido en Trinidad que se forma como escritor en el periodo de descolonización, con la historia de Trinidad y su conquista británica de manos españolas. La independencia de Suramérica a través de uno de sus primeros próceres, Francisco Miranda, y el ascenso de los movimientos de orgullo racial en América y África, mostrando los primeros resultados de los gobiernos independientes en este último continente.

A través del contexto de colonización-descolonización, Naipaul intenta mostrarnos de qué manera se configura ese territorio para sus nuevos y antiguos señores. Vemos cómo se trivializan esos territorios a partir de elementos fútiles y desarticulados por parte de ojos europeos, pero a su vez vemos como se rompe esa superficialidad y se desborda una sociedad turbulenta con fuertes problemas sociales y raciales.

En este libro Naipaul hace un viaje extraordinario, que sin duda mantendrá al lector atrapado en sus páginas y le darán una nueva manera de observar el mundo que lo rodea, especialmente a quienes crecimos y vivimos en ese mundo que se refleja a través de las páginas de Un camino en el mundo.

 

Sobre el autor:

Tomado de http://jloucksblog.blogspot.com.co
Tomado de http://jloucksblog.blogspot.com.co

Naipaul es un escritor de origen indio nacido en la isla caribeña de Trinidad y Tobago en 1932 (actualmente tiene 84 años). Sus abuelos se trasladaron desde India a Trinidad en 1880 como trabajadores para las plantaciones de azúcar de la isla, al igual que muchos otros, llevados allí por la corona británica.

El padre de Naipaul, periodista para el Trinidad Guardian, sería una figura trascendental para su carrera como escritor, pues a través de él nacería y crecería el sueño de Naipaul de convertirse en escritor. Su educación superior fue en Londres, donde se licenció en arte en la Universidad de Oxford gracias a una beca que ganara a los 18 años.

Su primera novela fue ‘El curandero místico’ (1957) y desde entonces su obra literaria está alrededor de las 30 novelas de ficción y no ficción. Entre sus obras se destacan: Una casa para Mr. Biswas; Un recodo en el río y El enigma de la llegada. Naipual ha ganado premios notables, como el premio Booker, uno de los más importantes entre la literatura del habla inglesa y el premio Nobel de Literatura, otorgado en 2001.

FILBO 2017

Naipaul ofrecerá una charla a sus seguidores en Bogotá el próximo miércoles 3 de mayo en el marco de la Feria del Libro. La charla será moderada por el también escritor y activista indio Farrukh Dhondy. El lugar del encuentro será el auditorio José Asunción Silva de Corferias desde las 6:30 pm.

Por: Leonardo Muñoz Guerrero

Twitter: @leomunnoz

Música y libros: La Gúa Ensamble y la librería Lerner.

En el segundo piso de la librería Lerner, sobre la Carrera 11 con calle 93ª, es posible darse un descanso del corre-corre bogotano. Un domingo de cada quincena encuentre los conciertos de música de cámara interpretados por el Ensamble La Gúa.

“La música no requiere de traducción” Carrizosa.

Al Entrar a la sede norte de la librería Lerner saltan dos cosas a la vista: Estanterías de libros de colores e imágenes que invitan a quien entra a echar un vistazo (y antojarse de paso) y un amplio espacio que contiene cada vez más y más estantes a medida que se explora el lugar. Algunas salas de estar, en varios puntos de la librería, sugieren al visitante que éste es un lugar para pasar largos ratos, una cafetería en la pequeña terraza de luz natural, confirman las sospechas. La librería Lerner no se limita a la transacción comercial del libro, también busca intercambios culturales.

lerner
Interior de la librería Lerner. Fotografía tomada de Arcadia.com

Alba Inés Arias, directora de la Librería hace más de una década y librera la mitad de su vida, afirma que Lerner busca consolidarse como un centro cultural abierto al público, por ello la gran mayoría de su oferta cultural es gratuita y está abierta al público. «Quien no viene es porque no quiere» dice entre risas. Conferencias, círculos de lecturas y conciertos son parte de esa oferta.

Uno de los eventos más populares en la librería son los espacios musicales ofrecidos por el ensamble La Gúa, quienes en un formato de música de cámara ofrecen dos secciones temáticas para los asistentes: La primera es la Académica, erudita y clásica que presenta a Beethoven, Mozart o Bach; y la segunda son músicas de Origen Tradicional con arreglos para formato de cámara, interpreta desde tangos hasta gypsy.

IMG_4302
La Gúa ensamble. De izquierda a derecha: Osiris Rodríguez, Julián Linares, Oscar Avendaño y Edwin García. Fotografía: Jaidyth Perdomo.

Pero, si es extraordinario encontrar un cuarteto de cuerdas tocando entre libros, y además gratis, es más sorprendente aún encontrar que las sillas no solo están ocupadas por eruditos musicales o estudiantes de música sino por familias enteras. Se ven y escuchan niños mientras suenan los violines y el violoncello, padres y madres llamándoles la atención hacia la música y miradas de ternura que sobrevuelan el lugar cuando los niños hablan o aplauden.

Edwin García, violoncellista y líder de La Gúa y Alba Inés, mentes detrás de los conciertos, explican que se busca eliminar el acartonamiento de la música académica y su protocolo social y concentrarse en la música y en la interacción con el público. «Algunas veces, en las salas de concierto, uno está más preocupado por no faltar a la etiqueta que por escuchar la música, eso lo queremos eliminar aquí, en la librería» puntualiza Alba Inés.

«Además— continúa Edwin— buscamos acercar la música a la gente. El repertorio es sencillo, son piezas conocidas para que el nuevo público no se pierda y pueda digerir lo que estamos tocando. Junto a la música —y esto es otro elemento que nos diferencia de un concierto tradicional— está el foro que abrimos entre piezas para que la gente pregunte con absoluta confianza sobre la música o los instrumentos, cualquier pregunta es valiosa y, además, aquí no juzgamos a nadie».

Los asistentes lo saben y hacen uso de ese nuevo derecho a preguntar. Se pregunta de todo, desde cuál es la diferencia entre un violín y una viola —Además del tamaño, las cuerdas de ambos instrumentos están afinadas en  escalas diferentes— hasta cómo se llama esa vara que sostiene en el piso al violoncello —pica o piquet—. «En alguna ocasión, a una pregunta sobre estilos musicales, uno de los asistentes fue quien respondió y fue muy grata su intervención», dice Edwin para reforzar la idea del carácter interactivo del espacio  y la relación entre el público y los músicos. (Vea una muestra del ensamble).

El espacio se abrió en octubre de 2016 tras el traslado de la sede de la librería. Alba Inés y Edwin se pensaron el espacio y lo llevaron a cabo. «Edwin fue muy persuasivo y yo también quería ponerle música a la librería. Todo salió como debía salir —comenta Alba Inés—. El espacio es apto para 80 personas, el promedio que hoy tenemos. Empezó con 20 en el primer concierto y ha albergado hasta 150».

Para quienes hacen parte del proyecto los objetivos son claros. Quieren acercar la música a la gente, quieren romper los formalismos, destruir el mito de que lo gratuito es malo y sacar a la gente del alboroto citadino para que escuche y observe la música.

Osiris Rodríguez, músico invitado para el pasado concierto de tango, asegura que asistir a un concierto es «preferir lo real, es bonito poder decirle a los amigos “acabo de ver un concierto”, porque la música también se ve». Julián Linares, quien toca la viola dice que «tocar en una librería tiene un encanto insuperable porque uno puede asociar la música con lo que ve en los libros. Uno está escuchando y de repente se le atraviesa un autor, un artista y la imaginación empieza a hacer lo suyo».

En la Librería Lerner la música se vive diferente. Más cercana, sin duda informal, pero la rigurosidad de los músicos no se pierde. Eso se siente al escucharlos a ellos y al ver a los asistentes. Concentración absoluta en la música, ojos que siguen cada movimiento de los músicos e, incluso, personas que miran fijamente un punto pero que estallan en aplausos cuando la música acaba.

Cada concierto dura apenas una hora. De 11:30 de la mañana a 12:30 del mediodía. Se busca tener un espacio ameno en la mañana, que la gente disfrute el concierto completo, deguste de un buen momento y siga su día con la motivación de querer más música una vez salió del recital. «La gente sale del concierto a almorzar y a hablar de lo que escucharon. No se van porque el concierto es corto y llegan a tiempo porque empezamos puntuales», termina Edwin.

Los Libros se toman Bogotá.

Tomado de http://www.librerialerner.com.co/
Tomado de http://www.librerialerner.com.co/

En el marco de la Feria del Libro de Bogotá, la Librería Lerner lidera “Los libros se toman Bogotá” que este año cumple su 13° edición. Con una programación completa que incluye música, un foro con John Katzenbach, celebraciones a la poesía y encuentros con ilustradores, entre otros.

Este viernes, en la cede norte de la librería Lerner se llevará acabo la Noche Blanca que empezará a las 7:00 pm y terminará a media noche. El encuentro será un homenaje a Francia y su cultura y su evento principal será “Marcel Proust y la Música” con Brigitte Chateauneuf Neisa y será acompañado musicalmente por el ensamble La Gúa.

PROGRAMACIÓN DE LA NOCHE BLANCA: UN HOMENAJE A FRANCIA Y SU CULTURAL.

-Evento central: Marcel Proust y la música con Brigitte Chateauneuf Neisa

-Acompañamiento de música de cámara de “La Gúa Ensamble”Performance de la leyenda francesa La dama blanca y los poemas de Pierre de Ronsard

-Interpretación escénica: Lud Franco y musical de Stanislas Germain (Laúd)

Sketch con algunos personajes de la cultura francesa (Edith Piaf, Simone de Beauvoir, el pintor

Un recorrido por la exposición de grandes maestros: Fernando Botero, Ana Mercedes Hoyos, Ignacio Gómez Jaramillo, Luis Caballero, entre otros.

-Presentación de la banda “Zazous” interpretando ritmos franceses

Muestra gastronómica y bebidas espirituosas

Para conocer la programación completa de “Los libros se toman Bogotá” haga click aquí.

Si quiere conocer toda la programación cultural de la Librería Lerner haga click aquí.

Por: Leonardo Muñoz Guerrero

@leomunnoz

Peñalosa presidente.

100 días de un gobierno que hace lo mismo y es más barato. Recorrido por los proyectos del Presidente Peñalosa y su nueva visión de país.

Desde un universo paralelo, hacemos un balance de los primeros 100 días de presidencia de Enrique Peñalosa, luego de su sorpresiva victoria en las elecciones presidenciales de 2014. Un hombre visionario, quien a pesar del reciente escándalo por su falso doctorado en “Geopolítica y Gobernabilidad” de la Universidad de París II, significó el cambio al paradigma del reeleccionismo y espera innovar en el gobierno nacional con un nuevo enfoque.

Luego de la visita a Colombia de Louis Schweitzer, presidente de Volvo, se anunció que Erik Anund Dagerman, de la división para Latinoamérica de la empresa, reemplazará a Humberto De La Calle como líder negociador del Gobierno en La Habana. “Tenemos muchas razones para pensar que este cambio es idóneo para nuestra estrategia de negociación” señaló el mandatario. Con la inclusión de Erik Dagerman, se espera incluir al gremio de transportadores en la negociación y  en el posconflicto.

Por su parte, el presidente señaló que ésta puede ser una oportunidad única, pues una vez las FARC  dejen de significar un riesgo para la inversión extranjera, Peñalosa pondrá en marcha su plan de ordenamiento territorial, aún con la negativa de la mayoría de la rama legislativa quienes alegan que no ha sido suficientemente discutido y se extralimita en sus funciones.

Entre los proyectos del nuevo POT encontramos que algunos como la pavimentación del Rio Magdalena y su posible transformación en una ciclovía serán por fin una realidad y se sumará al nuevísimo sistema de vías que tiene proyectado el mandatario y que hacen parte del plan de infraestructura. Otra de las sorpresas que nos trae el nuevo POT es la adjudicación de terrenos para vivienda en los linderos de algunas empresas hidroeléctricas del país, y éstas, a su vez, serán trasladadas a los países vecinos de Ecuador y Brasil, que serán también destinatarios de los desechos y basuras del país, según el nuevo Esquema de Basuras Nacional que ha decretado el Presidente.

Dicho Plan de Ordenamiento también busca la posibilidad de urbanizar en  los Estados fronterizos de Venezuela y en el Istmo de Panamá; estas declaraciones han causado polémica en los países vecinos, quienes han declarado que Colombia ha olvidado que son Estados Soberanos. Ante estas críticas, el presidente ha señalado que los mandatarios de los países vecinos deben tener una mente abierta ante una nueva visión del territorio nacional colombiano.

“Nuestro Plan de Ordenamiento busca incentivar el crecimiento del país, con el programa “Transmilenio para la paz” se espera que las tractomulas, buses intermunicipales, trenes de carga pesada y vehículos de transporte aéreo puedan ser reemplazados gradualmente con el sistema de Transmilenio, que tras ser un éxito en la ciudad de Bogotá se podrá replicar en todo el país, con vehículos que son más baratos y hacen lo mismo, y con los que esperamos, al final de nuestro mandato, cubrir el 100% del territorio nacional” señaló el primer mandatario en un discurso dado en Riohacha, tras una jornada de recuperación donde se buscó embellecer el desierto de la Guajira como solución a la hambruna que se vive en la zona.

El POT  también busca intervenir sitios estratégicos como el cañón del Chicamocha y Caño Cristales, cuyo relleno se hará en alianza estratégica con la empresa Cemex. Según el presidente dicho proyecto valorizará los predios aledaños y permitirá la creación de parques donde los niños podrán jugar con los venados y osos de anteojos.

En el congreso se ha marcado una profunda división entre quienes apoyan y critican al mandatario. En el legislativo existe una división interna entre todos los partidos en los cuales militó el presidente en su pasado, formando una bancada opositora que alberga personajes de tan distintas posturas como Claudia López y Álvaro Uribe, quien mostró su oposición al gobierno luego de la inclusión de Juan Manuel Santos como Ministro del Interior.

Ante la oposición parlamentaria, el presidente Peñalosa encontrará serias dificultades para las reformas constitucionales; estas reformas, entre las que se encuentran las pertinentes al nuevo ordenamiento territorial del país, también plantean la disolución de las CAR y su integración a la Empresa de Renovación Urbana de Colombia, hoy dirigida por Germán Vargas Lleras. Otros programas para impulsar el plan del presidente, implican la oficialización de conductor de Transmilenio como título universitario y la unificación del ejército, la marina, la aviación y la policía en una sola fuerza llamada “Colombia fuerte”.

En cuanto al lema “Libertad y Orden” será reemplazado por “Gobierno técnico mejor y más barato”.

Finalmente se plantea, desde el ejecutivo, una renovación de los símbolos patrios por “algo más moderno y acorde a la nueva visión de país”, entre las que se hallan reemplazar al cóndor por el venado como símbolo nacional, el cambio del gorro frigio será por un bolardo, el lugar de las cornucopias la tomarán costales de cemento y la imagen del Istmo de Panamá cambiará por la Troncal de la Caracas. En cuanto al lema “Libertad y Orden” será reemplazado por “Gobierno técnico mejor y más barato”.

Por: Andrés Felipe Bejarano y Leonardo Muñoz Guerrero

@Leomunnoz

Fotografía tomada de Condifencialcolombia

Los medios de información, entre dictaduras y anarquías.

Las redes sociales son un espejo de narciso el cual configuramos para que nos ofrezca la información que queremos recibir, la que nos genere la mayor sensación de bienestar. Pero precisamente ese el problema, nos acostumbramos tanto a los ‘likes’ y las odas de admiración que cuando hay algo que nos saca de esa zona de confort la rechazamos de plano, sin lugar a discusiones.

El periodista y ex director de Noticias Caracol, Luís Carlos Vélez, publicó en El Espectador la columna ‘La dictadura de las redes’  en donde hace una excelente caracterización del egoísmo de las redes sociales, aprovechando la coyuntura de ‘Cursos y chompos ásperos’, y por medio del cual enaltece, erróneamente, los medios de comunicación tradicionales.

Vélez atina al decir que las redes sociales son egoístas y nos hacen proclives a creer en mentiras, hacen crecer nuestros odios y nos convierten, de alguna manera, en víctimas de aquello que debió convertirnos en hombres y mujeres libres: la información. Las redes sociales son un espejo de narciso el cual configuramos para que nos ofrezca la información que queremos recibir, la que nos genere la mayor sensación de bienestar. Pero precisamente ese el problema, nos acostumbramos tanto a los ‘likes’ y las odas de admiración que cuando hay algo que nos saca de esa zona de confort la rechazamos de plano, sin lugar a discusiones. Las reacciones usuales a esas palabras que poco o nada nos gustan (sean o no malintencionadas) siempre es el miedo, la ira, la intolerancia. El mejor ejemplo de esto es el caso de Carolina Sanín, en la Universidad de los Andes, en donde a partir de algunas burlas, que pudieron pasar sin dejar mayor huella, se desató una tormenta de iras, críticas, groserías y, por supuesto, más burlas (memes) que involucraron medios de comunicación masivos y que aún continúa (hasta con amenazas de denuncias).

como me comentó la antropóloga Claudia Quiceno, ‘lo preocupante es que sean aquellos que se ‘educan’ los primeros en caer en la trampa de la desinformación y la superficialidad de las redes”.

Sin meterme en la discusión de lo legítimo o en este caso libertad de expresión, sí quiero apuntar que el escándalo que ha suscitado todo este asunto se debe más a nuestra  facilidad para ofendernos, a la nueva intolerancia que emerge de la tolerancia misma, de lo políticamente correcto; que de una verdadera ofensa o calumnia. Vale más la pena centrar la atención en la escalada de violencia desde los espacios virtuales;  como me comentó la antropóloga Claudia Quiceno, ‘lo preocupante es que sean aquellos que se ‘educan’ los primeros en caer en la trampa de la desinformación y la superficialidad de las redes’.

Toda esta discordia virtual la califica Luis Carlos Vélez como una ‘dictadura’ y presume que el Brexit, el ‘No’ en Colombia y el ascenso de Trump son gracias al uso y abuso de los odios y la desinformación en las redes sociales. Vincula directamente la crisis en la democracia alrededor del mundo con las redes sociales y a partir de allí se lanza a rescatar los medios de comunicación tradicionales como paladines defensores de la verdad frente al mar de mentiras en las redes sociales. Pero, ¿será eso cierto?

Sin duda el periodismo es un oficio desagradecido y peligroso. Hablar sobre cosas incómodas para los poderosos les acarrea peligros reales, hasta de muerte. Pero eso no significa que todos los periodistas se comporten de esa manera. A Vélez se le olvida que los políticos han usado los medios de comunicación como parte de sus campañas políticas y a los periodistas como defensores de sus ideas. Siendo él director de Noticias Caracol no han habido  cambios sustanciales en el formato de investigación, y tampoco recuerdo grandes denuncias que llenaran de escándalo a los poderosos. No veo que Vélez haya orientado el noticiero hacia la verdad, ni mucho menos que combatiera la corrupción o los abusos de poder desde la redacción. Al contrario, el show mediático del medio día siguió igual y hasta incorporaría secciones sobre las redes sociales y videos tendencias sobre gatos, perros y niños de Youtube.

Vélez traslada la irresponsabilidad política de los medios de comunicación a las redes y se lava las manos culpando de la apatía de los jóvenes y los desastres democráticos de los últimos meses a Facebook, Twitter e Instagram, como si la televisión, la radio y los periódicos no hicieran lo mismo. Como por ejemplo ocultar unas cosas para decir otras, o quitarle peso a unos temas y dárselo a otros sin mucha trascendencia (sólo hay que recordar la sobre explotación de la mala imagen del exalcalde Gustavo Petro).

Lo que Vélez llama la ‘dictadura’ de las redes no es más que la ‘anarquía’ que caracteriza internet”.

Le recuerdo que en esas mismas redes sociales también fluye información que los medios de comunicación, los paladines de la verdad, no se atreven a transmitir o que transmiten en franjas de 30 segundos en una ametralladora de noticias que no permite digerir ninguna.

Todo este asunto no es binario, bueno y malo, responsable e irresponsable, objetivo y amarillista, todo lo contrario, en ambos espacios se encuentra seriedad en las noticias y chistes que no informan. Por eso invito a Luis Carlos Vélez a reflexionar sobre el papel de los medios y el papel de internet en la información y darle a cada quien lo que le corresponde. Dejemos atrás el oportunismo y no reivindiquemos algo malo a partir de algo peor.

Si hoy vamos a juzgar las redes sociales como facilitadores de la discriminación y de la apatía, vamos a darle a la televisión, la radio y la prensa escrita el mismo tratamiento, y ver su papel en esa misma apatía política, en la manipulación de la información y en la intervención abierta en políticas nacionales y campañas presidenciales (todas disfrazadas de noticias).

Por: @Leomunnoz

Fotografía tomada de http://www.utel.edu.mx

El día de la mujer a través del tiempo: Luchas y reivindicaciones.

Uno de los días más importantes del año encierra múltiples historias en su celebración. Luchas, protestas e incendios. Incluso la abdicación de un Zar.

Huelgas, manifestaciones, conferencias e incendios. La génesis del 8 de marzo, como el día internacional de la mujer, está velada por el mito, el misterio y la confusión”.

Huelgas, manifestaciones, conferencias e incendios. La génesis del 8 de marzo, como el día internacional de la mujer, está velada por el mito, el misterio y la confusión. Pese a ello, se sabe muy bien que hoy no es solo una celebración, sino una conmemoración a la mujer trabajadora y a su lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. Derechos y salarios son los motores que mueven este día de múltiples orígenes.

Para empezar, un día como hoy en 1857, las mujeres de la fábrica textil Lower East Side, en Estados Unidos, se volcaron a la huelga con la pretensión de una mejora salarial y una reducción en los horarios de trabajo. Para entonces la jornada era de 12 horas y más, y las mujeres ganaban apenas el 30% de cualquier hombre en su misma condición. Con esas mujeres empezó todo un movimiento que dio como resultado el Día internacional de la mujer.

Los días 8 de marzo de 1908 y el 25 de marzo de 1911 dos incendios continuaron la historia de este día. En ambas se cuenta la historia de 130 mujeres, aproximadamente, que murieron incineradas en la fábrica en la cual trabajaban. La primera fecha es la más conocida, pero sobre la que más dudas hay en cuanto a la veracidad de la historia. El 8 de marzo de 1908 era domingo, día inusual para una huelga. Este evento es muy popular en la historia de habla hispana, contrario a la historia en habla inglesa. Por otro lado,  en 1911, un incendio en la fábrica textil Triangle en Nueva York se llevó la vida de otras tantas mujeres, en su mayoría, inmigrantes judías e italianas. Las mujeres no pudieron salir debido a que las ventanas y puertas del edificio estaban bloqueadas para evitar el robo de mercancía, práctica común en las fábricas de entonces. Este hecho marcó la legislación laboral de los Estados Unidos, provocando mejoras en el ámbito laboral.

100 mujeres de 17 países proclamaron el Día Internacional de la Mujer, como parte de sus reivindicaciones políticas”.

Entre tanto, en Europa en el año de 1910, en la ciudad de Copenhague, se reunió la Internacional Socialista y 100 mujeres de 17 países proclamaron el Día Internacional de la Mujer, como parte de sus reivindicaciones políticas. Exigían derecho al voto para las mujeres, poder ocupar cargos públicos, la formación profesional y el derecho al trabajo. Al año siguiente, el 19 de marzo se celebró el primer día internacional de la mujer, en Alemania, Dinamarca, Suiza y Austria. La fuerza del 8 de marzo se nutre aún más.

Las mujeres rusas también son protagonistas. En 1913 celebraron el primer día de la mujer el último domingo de Febrero. Al año siguiente, en 1914 y por la misma fecha de marzo, miles de mujeres en toda Europa, protestaron en solidaridad por las mujeres afectadas por la guerra. En 1917, de nuevo las mujeres rusas, con la consigna de ‘pan y paz’ salieron el último domingo de febrero. Fue tal la fuerza de sus gritos que el Zar, Nicolás II, abdicó al trono. La junta que lo reemplazó les otorgó el voto universal femenino. Para el Calendario Juliano, usado en Rusia, ese domingo fue el 23 de Febrero, para nosotros, que usamos el calendario Gregoriano, fue el 8 de marzo.

En 1917, de nuevo las mujeres rusas, con la consigna de ‘pan y paz’ salieron el último domingo de febrero. Fue tal la fuerza de sus gritos que el Zar, Nicolás II, abdicó al trono”.

Desde entonces se celebró, cada 8 de marzo, el día de la mujer trabajadora. Y no fue hasta 1977 que la ONU reconoció este día como ‘El día internacional de la mujer’ dándole reconocimiento a una celebración que hunde sus raíces en lo más profundo del siglo XX. El 8 de marzo se construyó internacionalmente y se celebra igual. A partir de las fábricas en Estados Unidos, pasando por la conferencia en Dinamarca y por las protestas de las mujeres rusas, se sentaron las bases del día que hoy conmemora las luchas femeninas por la igualdad de sus derechos y el reconocimiento de su labor.

Por: @leomunnoz

Fotografía tomada de http://www.laizquierdadiario.com

CINE FORO: La pianista ¿Un caso de perversión femenina?

“La pianista”,dirigida por Michael Haneke, se presentará el próximo Viernes 31 de marzo a la 1:30 p.m. en el auditorio Virginia Gutiérrez del edificio de Posgrados de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional.

“La pianista”,dirigida por Michael Haneke, se presentará el próximo Viernes 31 de marzo a la 1:30 p.m. en el auditorio Virginia Gutiérrez del edificio de Posgrados de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional.

La pianista’ —dirigida por Michael Haneke, quien también dirigió ‘Amour’ (2012)—, y protagonizada por Isabelle Huppert, recientemente nominada al Oscar a Mejor Actriz por su papel en la película ‘Elle’ (2016), se presentará el próximo Viernes 31 de marzo a la 1:30 p.m. en el auditorio Virginia Gutiérrez del edificio de Posgrados de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional.

El cine foro, organizado por el Grupo de Estudios en Psicoanálisis, tendrá como invitado a Álvaro Reyes Gómez, profesor de la Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura de la Universidad Nacional, quien ha trabajado el tema de la perversión. El foro espera que la discusión se centre sobre la Perversión como estructura clínica.

El objetivo del cine foro, según sus integrantes es ‘aterrizar la teoría’ y ‘discutir sobre la perversión en torno al caso que se presenta a través de la película’. Además, se busca acercar el estudio del psicoanálisis a la comunidad en general.

El Grupo de Estudios en Psicoanálisis nació en el 2013, con el apoyo de la Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura de la Universidad Nacional, como una iniciativa estudiantil que busca consolidar el estudio teórico del psicoanálisis entre los estudiantes de la Universidad Nacional. Mónica Cañón, coordinadora del grupo, afirma que «el espacio del grupo no es solamente para estudiantes de psicología –por el contrario- está abierto a estudiantes de otras disciplinas y universidades interesados en el psicoanálisis».

Sobre la película:

La pianista se centra en Erika Kohut, profesora de piano del Conservatorio Estatal de Viena, quien vive con su madre, una mujer controladora con problemas de alcohol y que demuestra su soledad a través de su relación con la televisión. La relación entre Erika y su madre está dictada por el amor-odio. El vínculo entre las dos mujeres, quienes duermen juntas, es perturbador.

La frágil calma entre la protagonista y su madre se ve interrumpida por uno de los estudiantes de Erika, Walter. La aparición del joven marca el ritmo de la película y devela el carácter de la profesora de piano. Sus constantes visitas a teatros pornográficos y sex-shop y su fetiche voyerista son solo parte de su vida detrás del intachable conservadurismo que Erika muestra en público.

Esta película fue aclamada por la crítica, descrita como violenta y punzante, retrata los deseos ocultos de los individuos que, en apariencia, llevan una vida completamente normal.

Por: @leomunnoz