Libre comercio con China: Al que no quiere caldo se le dan dos tazas.

Escuché en la Academia Colombiana de Ciencias Económicas al profesor Wu Gouping de la Academia de Ciencias Sociales de China en la tertulia-foro China y el Mundo. Al referirse a América Latina dijo que la región tiene grandes oportunidades económicas si liberaliza el comercio con ese país, según dijo, China ya no será un mero importador de materias primas sino que debido a que el 20% de la población con ingresos más altos del país asiático alcanza ya 150 millones de personas, ellas cada día demandarán e importarán más otro tipo de productos, entre los cuales mencionó el café en el caso colombiano, olvidando acaso que el café es también una materia prima agropecuaria.

Las cifras, sin embargo, no son tan prometedoras como las estimaciones del señor Gouping. La tasa de crecimiento del consumo de café en China decreció del 17,6% en 2011 a 5,6% en 2015 y la participación de Colombia cómo proveedor no alcanza a ser ni el 2,5% [1]. Ni nosotros somos para ellos, ni ellos son para nosotros, socios importantes en el comercio de café, pues tampoco está dentro de los primeros cinco productos que les proveemos y China no está dentro de los principales países destino de nuestras exportaciones [2]. Además de esta inquietud, le planteé al Señor Guoping que tampoco sería deseable para Colombia como nación enfatizar nuestro comercio, hacer depender variables macroeconómicas como la cuenta corriente, y asimismo intensificar nuestra producción, sobre la base de un producto agropecuario tropical de bajo valor agregado.

Por último, le pregunté si China estaría interesada en diversificar el tipo de productos que demandan desde Colombia a otros renglones con mayor valor agregado y que le dieran al país oportunidades de industrialización. Sorpresivamente, su respuesta fue que si ampliamos el comercio con ellos, sí tendremos oportunidades de darle valor agregado a nuestras exportaciones, que por ejemplo ahora exportamos naranjas y que luego podríamos exportar jugo de naranja empacado.

Fuera de la conferencia, el profesor Guoping ha demostrado cuál es el verdadero interés de China en la región y en nuestro país, dijo en una entrevista con El Espectador que “Las empresas petroleras de China tienen mucho interés en moverse en el sector energético de Latinoamérica. Por un lado, por la necesidad de commodities, esas materias primas que necesitamos en nuestro país. Por otro lado, porque hace parte de la internacionalización de las propias organizaciones chinas” y que “América Latina necesita más inversión en petróleo y por eso es que llegan las empresas chinas”. Es el renglón del petróleo, combustibles y derivados el renglón en que mayor evasión de impuestos se presenta en Colombia, participando China con un 30% de la evasión vía subfacturación de exportaciones, toda una operación de saqueo.

Para concluir, mientras China busca con Tratados de Libre Comercio (TLCs) seguir inundando nuestro mercado con sus manufacturas baratas, que han contribuido a la quiebra de nuestra industria manufacturera y textil, sigue viéndonos como un mercado para poner sus excedentes de producción y como un mero proveedor de materias primas minero energéticas. Mientras en América Latina nosotros somos el séptimo destino de sus exportaciones, nosotros no aparecemos dentro de los países fuente de sus principales importaciones [3]. Asumiendo ese papel en el mercado global es que Colombia ha permitido la degradación y la quiebra de su sector agropecuario e industrial y que ha puesto en riesgo sus variables macroeconómicas ante cambios en los precios internacionales de estas materias primas.

Referencias:

[1] Jiménez et al. (2014). Café Colombiano en China: desafíos y oportunidades. Revista Mundo Asia Pacífico. pp 84-98.
[2] ANDI. (2017). Balance 2016 y perspectivas 2017.
[3] Guoping. (2016). Relaciones económicas entre China y América Latina y el Caribe: de un modelo altamente concentrado al diversificado. Disponible en http://www.eafit.edu.co/centros/asia-pacifico/china-en-america-latina/PublishingImages/Paginas/presentaciones1/Wu%20Guoping.pdf

Imagen tomada de http://bit.ly/2Fd6mq6

Camilo Alcalde

Estudiante de Ciencia Política. Coordinador del POLO en la UN y voluntario con Jorge Robledo. Miembro del Centro de Estudios Sindicales y Políticos -CEDESIP. Activista de la Organización Colombiana de Estudiantes -OCE. Miembro del Grupo de Trabajo Avanza UN y de la Mesa Interpartidista UNAL-Bogotá.

¿Quieres leer un poco más?