¿Qué hacemos con la hache?

A través del tiempo nuestro alfabeto se ha modificado constantemente en respuesta a las necesidades de cada época, añadiendo o quitando letras y palabras que, por necesidad de la comunicación, se crean y eliminan, debido a la evolución constante del lenguaje.

De acuerdo con la Real Academia Española, en la actualidad esta letra no tiene ningún sonido siendo absolutamente muda, por lo que su escritura representa una dificultad ortográfica; aunque durante el siglo XVI se pronunciaba en determinados casos (cuando procedía de f inicial latina), similar a cómo hoy se pronuncia la h aspirada inglesa. Ciertos rasgos de su antigua pronunciación se conservan en zonas de América y España.

Esta letra sólo se pronuncia cuando va precedida de la c, formando así el sonido ch, pero cuando está sola es como si no existiese. Además, existen palabras que son pronunciadas con j y escritas con h, donde la pronunciación aspirada se acerca al sonido de la j. Ejemplos claros son: hámster, hachís, hawái (hawaiano), Hegel (hegeliano), etc.

Importantes escritores se han mencionado respecto al tema, enfatizando que al ser una letra prácticamente insonora se podría eliminar del alfabeto. Así, desde 1823, el prestigioso lingüista venezolano Andrés Bello junto con el escritor colombiano Juan García del Río, plantearon una reforma lingüística para suprimir la h. Incluso Gabriel García Márquez en la posmodernidad se inclinó por esta postura de eliminar la letra muda. Otros consideran, del mismo modo, que ni siquiera es una letra, sentenciándola al olvido.

Entre los usos de la letra, así por ejemplo se escribe con h:
Las formas de los verbos haber, hacer, hallar, hablar: haga, hallemos, hablará.
Los compuestos y derivados de los vocablos que tengan esta letra en su palabra de origen: gentilhombre, herbáceo.
Las palabras de uso actual que empiezan por las secuencias vocálicas (diptongos) ie, ue y ui: hiena, huele, huidizo.
Las palabras que tienen el diptongo ue precedido de vocal: cacahuate, vihuela. En estos casos la h es intercalada.
Las palabras que empiezan por los elementos compositivos hecto, helioshemato, hemo, hepta, hetero, hidra, hidro, higro, hiper, hipo, holo, homeo, homo, y sus derivados.
Interjecciones como hala, bah, eh.
Las palabras que empiezan por histo, hosp, hum, horm, herm, hern, holg y hog.

Sintetizando, pues, diré para terminar que la h es una letra muy compleja y existe porque ha ido reuniendo a lo largo de la historia una serie de valores que demuestran que no es una letra inútil, aunque pueda parecerlo, ya que, aunque no suene, permite una comunicación y escritura clara. Además, para la RAE existen al menos 2.000 palabras que comienzan o contienen la h.

En suma, mucho se ha discutido sobre el uso de esta letra. Sin embargo, hasta el momento es claro que existe amplia diferencia entre “chulo” con h y sin h. Donde la eliminación de esta letra generaría un cambio total en la semántica de la frase.

Fuentes: http://www.rae.es/sites/default/files/Ortografia_Esencial_0.pdf

Imagen editada por el autor.

Miguel Ángel Acosta Chinchilla

Me gusta leer y utilizar bien el tiempo.

Estudiante de Ingeniería Agronómica, UNAL Sede Palmira.

Latest posts by Miguel Ángel Acosta Chinchilla (see all)

¿Quieres leer un poco más?