Los camaleones políticos sí existen en Colombia

Algunos meses atrás, los diferentes partidos políticos del país comenzaron su carrera por el puesto más importante al que un político pueda aspirar: la presidencia de la nación. Muchas alianzas y estrategias entre los partidos se han consolidado como búsqueda de una coalición fuerte que permita triunfar, postulando posibles “presidenciales”. Personas que no se podían ni ver, ahora se muestran públicamente como buenos amigos, incluso los que apoyaron el gobierno actual, ahora son críticos férreos que desprestigian a su anterior jefe; además, la mezcla de ideas de cada partido genera una solución sobresaturada de elementos y posturas de gobierno, de donde no se desprende nada claro, ni limpio, como plan de gobernabilidad.

Señor lector: Para evitar el incremento de la polarización política del país no mencionaré nombres, solo hechos concretos como producto de la información, o desinformación de los medios.

El colombiano medianamente informado, ya sea por los canales de televisión nacional o la prensa, es testigo de las actividades políticas y puede percibir las estrategias que se cocinan entre los dirigentes de los partidos políticos. Ni qué decir del proceso de paz con las FARC, el cual es apoyado por un amplio sector, pero otros lo quieren destrozar a “pedacitos”. Queda claro que es un tema fundamental para las próximas elecciones.

Entre las diferentes propuestas que se han cocinado en el seno de los partidos podemos rescatar las más relevantes por su importancia social, más no por su relevancia actual ya que son temas que cada cuatro años (elecciones presidenciales) aparecen nuevamente en la opinión pública. Sin embargo, no son realidades desconocidas para ningún habitante del país porque es ya sabido que el sistema de gobierno es altamente corrupto, cuyo lema se podría sintetizar en: “polariza y gobernarás”.

Algunos de estos puntos son:

  • Reforma a la Salud (cobertura, acceso y servicios)
  • Reforma Judicial (control, seguridad, vigilancia y castigo)
  • Reforma Agraria (producción nacional, negocios internacionales)
  • Reforma Salarial (aumento de salario mínimo mensual)
  • Protección del medio ambiente y recursos naturales (minería)
  • Exportaciones e Importaciones
  • Reducción de impuestos (IVA, predial, seguros)
  • Inversión extranjera (Empresarios)
  • Educación (cobertura y acceso)

Es triste encontrar en los partidos políticos una lista larga de políticos que están siendo investigados por corrupción. Esta sintomatología nacional ha sufrido mutaciones constantes, hasta convertirse en una realidad necesaria en la vida de cualquier político. No en vano podría ayudar, especialmente a los colombianos, la lectura, así sean los primeros tres capítulos de La Política de Aristóteles, para dilucidar cómo participar en el arte de gobernar.

También es interesante observar la forma como se exhiben los candidatos, donde sólo cada uno tiene la solución para poner en marcha la maquinaria del país, mostrándose como el Mesías que va a liberar a su pueblo, pero la realidad es que son lobos disfrazados de ovejas buscando establecer los intereses de su partido y las personas que le facilitaron la presidencia.

Sería realmente importante que en nuestro país ganara el voto en blanco como respuesta inconforme a los candidatos de turno donde a través de los años se ha evidenciado que se pasan el gobierno cada cuatro, u ocho años, las familias y personas influyentes del país. Donde modifican el nombre las problemáticas nacionales para mostrar un cambio, no obstante, la raíz sigue siendo la misma (salud, bandas criminales, impuestos, inseguridad, educación) por largos años. Estas han sido realidades no solucionadas en Colombia. Realidades maquilladas.

A continuación, un fragmento de la Constitución para concluir:

Constitución Política de Colombia, Artículo 258.

Parágrafo 1º.

“(…) Cuando los votos en blanco constituyan mayoría absoluta en relación con los votos válidos, tratándose de elecciones unipersonales, no podrán presentarse los mismos candidatos”

Por: @miaacostach Miguel Ángel Acosta

Imagen tomada de: http://bit.ly/2kcHDeA

Miguel Ángel Acosta Chinchilla

Me gusta leer y utilizar bien el tiempo.

Estudiante de Ingeniería Agronómica, UNAL Sede Palmira.

Latest posts by Miguel Ángel Acosta Chinchilla (see all)

¿Quieres leer un poco más?