Desplazamiento ambiental en Colombia

El Estado colombiano ha manejado un concepto restringido de desplazado interno, en donde no han tenido cabida los desplazados ambientales. En la construcción de esta categoría, desde la mitad de la década de los noventa, el país se comprometió con la asistencia y la protección de los desplazados internos, aportando elementos para la consolidación del régimen internacional sobre desplazamiento interno, pero adoptando parcialmente algunos instrumentos del derecho internacional. Pese a que a nivel internacional se evidencia una creciente conciencia de la problemática del desplazamiento ambiental, en Colombia el debate no ha sido sentado, manteniendo intacto el vínculo entre desplazamiento interno y violencia.

Colombia presenta una especial vulnerabilidad ante los desastres naturales y los efectos del cambio climático. Por un lado, frente a los desastres ambientales en general, según el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), aproximadamente ocho de cada diez colombianos viven en zonas propensas a desastres ambientales. Asimismo, más de 150 desastres han afectado al país en las últimas cuatro décadas, aquejando a más de 12 millones de personas.

Por otra parte, en cuanto a los efectos del cambio climático, el IDEAM (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales) en su primer informe bienal sobre la emisión de gases de efecto invernadero en el país, publicado en el año 2015, reconoció que el cambio climático es una realidad y es producido por la actividad humana. Afirmó que la alteración en los ciclos atmosféricos repercute directamente sobre el bienestar de los colombianos, a través del ascenso en el nivel de los mares y el aumento de la intensidad, magnitud y frecuencia de desastres ambientales repentinos, tales como: lluvias torrenciales, sequías y heladas.

El IDEAM ha venido expresando su preocupación por los impactos del cambio climático en Colombia. En un estudio técnico, identificó lo siguientes aspectos: 1. La temperatura media en el país se incrementó entre 0.5°C y 1.3°C entre los años 1971 y 2010; 2. Las temperaturas máximas y mínimas han presentado una tendencia al aumento; 3. En gran parte del país, sobre todo en la región noroccidental, las precipitaciones han marcado un importante crecimiento.

Según datos de la OCHA (Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de los Asunto Humanitarios en Colombia), solamente en el año 2015, como producto de las alteraciones en las precipitaciones y las temperaturas –efectos del cambio climático-, casi 40.000 colombianos quedaron en riesgo de desplazamiento ambiental. Esta cifra no es totalmente confiable, pues no hay ningún mecanismo en el país que permita identificar a este tipo de población, tanto en el escenario de un potencial desplazamiento como cuando éste ya es un hecho.

Sin embargo, asumiendo las recomendaciones de algunos mecanismos derivados de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, las migraciones y los desplazamientos son un mecanismo de adaptación frente al cambio climático y, generalmente, son una consecuencia de los efectos de este. Asimismo, retomando los Principios de Península, resulta pertinente hacer referencia a estos potenciales desplazados ambientales, pues también tienen necesidades específicas derivadas del recrudecimiento paulatino de la calidad de vida.

Los desastres ambientales han destruido millones de viviendas en el país, provocando un gran número de éxodos. Entre los años 2013 y 2016 hubo un total de 1.654.923 personas afectadas por desastres ambientales en el país y en los últimos cuarenta años, unas 27 millones de personas damnificadas y más de un millón de viviendas afectadas, según cifras del Banco Mundial. Así las estadísticas no hablen directamente de desplazamientos inducidos por factores ambientales, el riesgo de que estos ocurran sí ha aumentado considerablemente. En cuanto a la posibilidad de que una vez ocurrido el desastre las personas puedan seguir habitando sus casas, durante las últimas cuatro décadas, las pérdidas de vidas tendieron a disminuir, mientras que las viviendas destruidas marcaron un aumento. En este sentido, el número de viviendas destruidas es el dato más cercano al número de desplazados ambientales en el país.

Según la información arrojada por el DANE (Registro Único de Damnificados por la Emergencia Invernal) 2010-2011, en cuanto a las viviendas afectadas durante el último fenómeno de La Niña: 1. En más de 1.600.000 hogares hubo pérdida parcial o total de las fuentes de subsistencia –cultivos, ganado, aves de corral, peces, entre otros-; 2. 557.377 hogares resultaron con afectación de vivienda; 3. 300.618 hogares con afectación en finca o parcela. En total, se estima que durante la ola invernal hubo 3.219.239 personas afectadas y 1.442.902 viviendas con daños estructurales.

Al respecto, es importante señalar la dificultad de dar cifras exactas sobre el desplazamiento ambiental en Colombia. Lo datos que se acabaron de presentar son un intento por mostrar la vulnerabilidad del país ante los desastres ambientales y el cambio climático, y el aumento del riesgo de desplazamiento ambiental. Igualmente, los números de viviendas afectadas son un indicio de la cifra de personas que abandonan sus hogares con motivo de algunos desastres ambientales, mas no todos. Es complejo estimar el número de desplazados inducidos por eventos que no afecten directamente las viviendas, como aquellos que repercuten en las fuentes de subsistencia y los lazos con el territorio y la comunidad. Se insiste en la necesidad de construir redes sólidas de difusión y cabildeo que aumenten el compromiso de la comunidad científica y académica, así como el de las autoridades locales y diversos grupos de presión, para gestionar mecanismos que ayuden en la identificación de los desplazados ambientales en el país.

Por: Juan José Ramón T. / @juanjoseramont

Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia y magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de los Andes.

Imagen tomada de: https://goo.gl/Z2VB4L

Juan José Ramón Tello

Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia y magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de los Andes. Apasionado por el tema de las migraciones y la educación. Defensor de la escritura sencilla y directa como medio ideal para divulgar y denunciar.

Latest posts by Juan José Ramón Tello (see all)