Política chisme y verdad

Desde hace mucho tiempo me había gustado lo que podemos denominar realismo en política. Es decir, tomar en cuenta las relaciones de poder como aspecto que fundamenta los procesos políticos y más específicamente que la existencia de lo que es verdadero y justo depende del poder. Creo que en cierto sentido Hobbes y Maquiavelo están inscritos ahí, al igual que Foucault y Rorty desde otros puntos de vista y con aristas complejas. No puedo detenerme en las honduras académicas de estos puntos, pero asumamos que hay algo de certeza en lo anterior.

Sin embargo antes de salir de este punto “académico” permítaseme citar un autor que permite cualificar el realismo, ponerlo en tensión.

En el libro verdad y veracidad el filósofo ingles Bernard Williams dice lo siguiente:

“Es más, Internet muestra algunos signos de producir por vez primera lo que…una aldea global, algo que tiene las desventajas tanto de la globalización como de la aldea. De hecho, ofrece unas fuentes fiables de información para los que la quieren y saben lo que están buscando, pero al mismo tiempo alimenta lo que constituye el pilar de todas las aldeas: el chismorreo. Conforma lugares de encuentro que proliferan para intercambio libre y desestructurado de mensaje que conllevan una variedad de afirmaciones, fantasías y sospechas, entretenimientos, supersticiones, escándalos o calumnias. Hay pocas opciones de que muchos de estos mensajes sean ciertos, y la probabilidad que el sistema mismo pueda ayudar a escoger los verdaderos es más baja todavía. A este respecto, la tecnología posmoderna puede habernos devuelto dialécticamente a una versión trasmutada del mundo premoderno, y las oportunidades de adquirir creencias verdaderas por estos medios… serán mucho más parecidas a las de la Edad Media.”                       

Dicho esto, podemos dar paso al chismorreo de la política coyuntural, decir chismorreo es solo una forma de suavizar una relación de poder dada en la mentira.

Sí el chisme, que nos brinda internet, bien sea en una página de noticias o de redes sociales, no llega a ser verdad en cierta medida es ser engañados y el engaño es estar sometido a la voluntad de otro.

Teniendo en cuenta esto, voy a dar un repaso por noticias falsas o con un nivel de complejidad alto que llevan a malentendidos. Comenzaré por las noticias o hechos informativos que apelan a desvirtuar la verdad casi de manera descarada.

  • La supuesta reunión entre Uribe y Pastrana con Trump. En su cuenta de twiter Andrés Pastrana dijo: “Gracias a @POTUS @realDonalTrump por la cordial y muy franca conversación sobre las perspectivas de Colombia y la región” En la cuenta oficial de Facebook de Alejandro Ordoñez celebra la reunión de los expresidentes colombianos con Trump. No obstante, parece ser que no hay pruebas de la reunión, sino que más bien fue un encuentro de pasillo, lo cierto es que por algunas redes sociales conservadoras se presenta de manera estrafalaria el encuentro como una reunión oficial.

 

El punto con esto es el impacto de la mentira en la opinión pública, como el mensaje puede manipular apelando al significado de la figura de Trump, dando lugar a pensar que el gobierno norteamericano está en contra del gobierno colombiano, lo cual es falso.

 

  • Me gustaría recordar otra noticia no tan reciente pero esta vez le cala a la izquierda. Cuando se reabrió la plaza de toros en Bogotá este año, Gustavo Petro manifestó en su cuenta de twiter: “Peñalosa le entregó la plaza Santamaría a los amigos de Vargas Lleras, pagó favores políticos y rompe así sentencia contra maltrato animal.” Esto es falso, pues la plaza de toros la Santamaría fue reabierta por un fallo de la corte constitucional.

 

Lo cierto es que Petro llevo para gano en cierta medida en términos de opinión publica a los  animalistas desde una mentira

 

  • Otra noticia de actualidad un poco más compleja de analizar es el uso de armas químicas por parte de Bachar al Äsad. Los medios pro-rusos como RT dicen que fue una explosión accidental en una fábrica, por su parte los medios cercanos a Estados Unidos atribuyen el hecho al gobierno sirio. Esto por solo dar dos versiones, pero lo cierto es que hay muchas versiones de los hechos con sus respectivos intereses políticos, lo hace difícil desenmarañar.

 

Decir, quien lo hizo es bastante importante en la movilización de la opinión pública. Por tanto se juega la información juega un papel de primer orden.

Si volvemos a la cita de Williams es difícil en este momento dar con la verdad. No obstante, considero que a todos nos gusta que nos digan la verdad sino nos sentimos utilizados. Pero, lo crucial es que las posibilidades de mentir no va cambiar. Por tanto, si valoramos la verdad debemos ser cuidadosos, pues sabemos que estamos en un escenario difícil caracterizado por la desconfianza. Tal vez con una analogía cotidiana quede más claro, suponga usted estas dos situaciones:

  • Suponga que perdió su billetera con mucho dinero en su casa y usted le pregunta a su madre ¿Sabes dónde está mi billetera? Si ella responde: no sé. Lo más seguro es que usted le crea por la confianza.
  • Suponga que perdió su billetera con mucho dinero en su primer día en la universidad donde todos son desconocidos y usted le pregunta a la persona que está a su lado ¿Sabes dónde está mi billetera? Si la respuesta de dicha es no sé, tal vez usted desconfié de la información suministrada.

En suma, el punto o la invitación, es a ser más precavidos en la política, pues está llena de chismes (poder). Esto no significa, que si usted es uribista deje de serlo por la más mentiras que han dicho, o si es petrista deje de serlo por las mentiras que han dicho – porque las mencionadas no son la únicas que han dicho, ni tampoco son los únicos mentirosos.  La cuestión es sea cuidadoso creo que todos valoramos la verdad, siga siendo del partido o la filiación política que tiene, pero no comparta sino está seguro, no se vuelva entre los del chismorreo.

Este llamado creo que cala perfectamente en la Universidad Nacional donde a veces en ciertos grupos que son apologéticos de sus acciones.

 

 

juancarlosrubianovalencia

Politólogo de la Universidad Nacional. Estudiante de Maestría en Filosofía. Temas: política, pasion, conflicto, sociedad

Latest posts by juancarlosrubianovalencia (see all)