A diferencia de 1946, la división del liberalismo es aún más fragmentada, los partidos de izquierda (más bien tímida) como el Polo Democrático, el Alianza Verde (que sería más una especie de centro) y el progresismo de Gustavo Petro, luchan contra sus egos en busca de una candidatura única (…) Si bien los historiadores no podemos jugar a la futurología, sí puedo decir que, una vez elegido Ospina, la personalidad conciliadora se le termina en 1947 y la represión al liberalismo y a quienes habían tenido alguna prebenda en los gobiernos liberales terminan en ese terrible baño de sangre que significó la Violencia y el conflicto armado de la segunda mitad del siglo XX…

Escuché en la Academia Colombiana de Ciencias Económicas al profesor Wu Gouping de la Academia de Ciencias Sociales de China en la tertulia-foro China y el Mundo. Al referirse a América Latina dijo que la región tiene grandes oportunidades económicas si liberaliza el comercio con ese país (…) El profesor Guoping ha demostrado cuál es el verdadero interés de China en la región y en nuestro país, dijo en una entrevista con El Espectador que…

Para el mes de agosto ya todos sabremos quién fue el campeón y ya no habrá forma de alterar el resultado, los momentos de efervescencia y calor patrio habrán cesado, cada ciudadano hará su balance y podrá determinar si las fechas de mayor importancia solamente estuvieron en junio y en julio, o si le cupo una que otra cita para marzo y para mayo, cuando le hizo digestión todo lo que vio en las vallas, cuando estuvo muy lejano de la transmisión de las pantallas.

Libido es un bar, salón de eventos, escuela, cine club, discoteca, club nocturno, en fin, un espacio en el que tiene lugar una masiva convergencia cultural y que se reconoce, sobretodo, por la propuesta musical Underground que ofrece y la inevitable respuesta del público: baile inextinguible que continúa más allá de las luces reveladoras del amanecer, esas que exponen sin cuidado los inquietantes ojos que reposan sobre el nombre del bar.